Conecta tus valores con el lugar de trabajo

Que las personas encuentren un lugar para trabajar al que les guste ir y que además los valores de la empresa y de la persona coincidan no debería ser la excepción, debería ser la norma.

Suerte que las nuevas generaciones están más por la labor de llevarlo a cabo y se preocupan en encontrar un proyecto que les encaje por posición y por filosofía de empresa.

En todo este proceso a mi me gusta ayudar a las dos partes a encontrarse. Porque no hay nada más satisfactorio que conseguir que una persona encuentre SU SITIO para trabajar y no simplemente un trabajo. Esa es la mejor parte de trabajar con personas, ver su satisfacción, conseguir que además de saber qué quieren hacer tienen el lugar perfecto para hacerlo.

Debemos preguntarnos cuáles son nuestros valores y prioridades para saber en qué sitios podríamos trabajar y en cuales no.

Lo que para mí puede ser un buen sitio para trabajar para otro puede no serlo. Ahí está la gracia de ser distintos y que cada uno tenga sus valores.

Qué valores quiero que tenga la empresa en la que voy a trabajar

Muy importante, por tanto, preguntarnos cuales son nuestros valores y cuáles son imprescindibles que la empresa en la que voy a trabajar los tenga. Igual de importante es saber que esto no es único y definitivo, es decir, que a lo largo de nuestra vida estos valores pueden cambiar y por tanto el tipo de trabajo que busquemos. Siempre hay que estar dispuesto a replantearse los valores de uno mismo si vemos que la cosa no acaba de funcionar.

Así pues, hago un llamamiento a todas las personas a que piensen en sus valores a la hora de buscar un trabajo o cambiar el que tengan porque, amigos, ahí reside la clave. La tendencia debe ser esta, y las empresas también deben subirse a este tren.

Albert Einstein ya decía “Procure no ser un hombre con éxito, sino un hombre con valores”.

2017-05-18T21:07:13+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.