La La Land, ¡persigue tu sueño!

Ya que estos días la película está en boca de todos aprovecho para coger la esencia de la misma, porque para decir si es buena o no o si se merece las 6 estatuillas que se ha llevado, o comentar el error de esta noche en los Oscar, ya están los críticos de cine. Yo voy al meollo del asunto, la idea de perseguir tus sueños.

Soñad, no deis de lado al niño que lleváis dentro

Todos deberíamos soñar primero para vislumbrar qué queremos hacer de verdad y después poder bajarlo, con los pies en la tierra, a algo más real y viable. Pero para eso tendríamos que permitirnos el lujo de soñar que es algo que a medida que vamos creciendo se va desvaneciendo porque parece que no esté permitido soñar cuando vamos madurando, y yo os digo algo, graso error. Porque socialmente, una vez que somos adultos, nos acechan las obligaciones, responsabilidades, lo que debemos hacer, etc. y perdemos de vista el horizonte real, lo que de verdad queremos hacer.

Por eso, y haciendo honor al hilo conductor de esta película, os animo a no perder nunca de vista el niño que llevamos dentro, eso nos permitirá soñar. Seguro que en muchas ocasiones nos será muy útil ya que es la esencia y lo más puro que tenemos. Sí, amigos, soñemos un poco más. Quizás un día consigáis vuestros sueños. Quizás sea eso mismo lo que nos asusta y nos paraliza… el hecho de poder conseguir nuestros sueños.

Me gustaría terminar este post con una frase de Paulo Coelho:

“El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo”

Y también quería dejaros el trailer de la película para que acabéis de convenceros de soñar.

2017-05-18T21:07:23+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.